El proyecto emprendido hace meses sobre los planes de carrera ha sido un éxito y avanza ya en una segunda fase: la revisión y mejora de los planes planteados.

El principal objetivo marcado para esta iniciativa era el de la mejora de la formación a través de la transmisión de conocimientos y la ayuda interna de nuestros equipos. De entre todos los planes llevados a cabo destacamos como ejemplo el CURSO DE INYECCIÓN AVANZADA para el plan de carrera de ajuste en el apartado de prueba y conocimiento. Este curso, una vez superada la fase inicial del plan, sigue en desarrollo y será un elemento importante en la formación de equipos de MOLMAT.

Los planes de carrera están demostrando ser una buena opción para las empresas que pretenden motivar e implicar a los trabajadores en la vida de la empresa, capacitándoles más y creando, así, trabajadores eficientes y con posibilidades de mejorar profesionalmente. Y es desde este punto de vista, con el foco en los Recursos Humanos, que las empresas pueden mejorar sus resultados en eficiencia y productividad y, por extensión, en rentabilidad. El capital humano de MOLMAT ha sido y sigue siendo unos de los principales valores de nuestra evolución.

Un plan de carrera, en realidad, es un proyecto de formación individual que la empresa pacta con el trabajador, teniendo en cuenta los efectos y objetivos que se pretenden. En el plan de carrera se tienen en cuenta factores como los compromisos de trabajador y empresa, el tiempo de duración del plan, el perfil biográfico, la formación previa y la trayectoria profesional y el cuadro de competencias. La empresa, así, puede crear un plan de formación continuada, evaluarla y ayudar a los trabajadores a evolucionar y prosperar de forma eficiente.

En MOLMAT creemos en las personas, en nuestros equipos y en la mejora continua.