En MOLMAT entendemos las actividades de teambuilding como una oportunidad para conocernos mejor y cohesionar equipos de trabajo. Una manera dinámica y divertida que permite crecer y potenciar el equipo de la empresa.

La cata de vinos a ciegas fue una iniciativa que partió del mismo equipo, concretamente de Ramón Cristòfol, nuestro director financiero que, además, es un experto en vinos. El cambio de roles y la experiencia que supuso esta actividad fue muy apreciada por todo el equipo y enriqueció nuestros conocimientos sobre el mundo vinícola, un mundo que nos es próximo geográfica y culturamente puesto que la comarca del Penedès es conocida mundialmente por esta actividad centenaria. La cata a ciegas, además, trajo consigo momentos divertidos y sorpresas a la hora de apreciar las diferentes variedades vinícolas.

La cata a ciegas, en definitiva, fue una experiencia muy enriquecedora en todos los sentidos.