En MOLMAT realizamos regularmente actividades de teambuilding. Coincidiendo con la entrada del nuevo año una de las actividades más celebradas fue la del “coche Molmat”.

Divididos por equipos aleatorios, cada uno debía construir un coche partiendo de materiales reciclados y estructurando todo el equipo en diferentes fases de trabajo. Los aspectos a valorar fueron:

  • Economía de materiales
  • Reciclaje
  • Diseño
  • Tiempo de construcción
  • Argumento de venta
  • Competición: el coche más rápido

La competición por equipos además de sana resultó reveladora, resaltando aspectos individuales que el día a día esconde. El resultado de la actividad fue divertida y enriquecedora y, sin duda, una manera de conocer mejor al equipo, crear vínculos y apreciar mejor la visión global de la empresa.

El coche de Molmat fue ¡todo un éxito!